Buscan que La Guajira entre a la RAP

Ante los reparos que se han generado en La Guajira para la inclusión de este departamento en la Región Administrativa y de Planificación del Caribe (RAP Caribe), el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, hizo la invitación a la comunidad y a los diputados para que aquí también se pueda acceder a mayores recursos del Sistema General de Participaciones (SGP), se tengan más competencias y autoridades propias.

“No podemos aplazar este momento, porque ya tenemos la claridad sobre el proceso, pero nos sentiríamos incómodos si La Guajira no está desde el principio para que imponga sus reglas de juego, su realidad y sus conocimientos”, afirmó Verano.

Ante los miembros de la Asamblea y funcionarios guajiros, Verano dijo que su invitación es para construir el espacio institucional que permita manejar los recursos de la región y apoyarse mutuamente.

El mandatario atlanticense afirmó que La Guajira es un claro ejemplo de que el centralismo no tiene la capacidad suficiente para atender las necesidades de los territorios.

“No queremos ser convidados de piedra”

El gobernador encargado de La Guajira Weildler Guerra Curvelo afirmó que “queremos participar, pero no queremos ni vamos a ser convidado de piedra, porque tenemos intereses claros y queremos que nos acompañen”.

Dijo que tanto La Guajira como San Andrés han tenido conflictos históricos con el centro del país y por eso se necesita el acompañamiento de los demás departamentos para una mejor negociación.

“Por ejemplo, no es justo que tengamos estos niveles de pobreza y de seguridad alimentaria en municipios costeros y no sepamos cómo se adjudican las cuotas de pesca en el departamento, cuántos empleos se general o cuantos impuestos se pagan”, explicó.

En su intervención también manifestó su preocupación por la explotación offshore y que “tampoco es justo que centros urbanos del Caribe con mejores economías, sean los que tengan las oportunidades de acceder a este tipo de desarrollo portuario”.

Añadió que a La Guajira le interesa que la política de frontera emerja desde esta zona y no que sea al revés, que se adopte a nivel nacional y llegue desde el centro.

Mientras tanto el rector de la Universidad de La Guajira, Carlos Robles Julio, dijo que esta es una gran oportunidad para el departamento, porque habrá mayor poder nacional y más gobernabilidad. Puso como ejemplo la SUE-Caribe, que es la red conformada por siete universidades públicas de la Región Caribe colombiana -de la que es presidente-, y a través de la cual los rectores de las instituciones se han unido para acceder a recursos del nivel nacional.

El representante a la Cámara de La Guajira Alfredo Deluque afirmó que no está en desacuerdo con este proceso, pero que “queremos que en un hecho de tanta trascendencia o implicaciones, sea absolutamente claro o explicito, que garantice más posibilidades de éxito que de fracaso”.

Agregó que le parece apresurada la firma del convenio el 19 de octubre, sin que se establezcan condiciones para que las evalúe la comunidad guajira, antes de incorporarse en el convenio.

Entre tanto, el presidente del Senado y ponente de la iniciativa, Efraín Cepeda, sostuvo que los departamento de la Región Caribe lo que buscan es ser los “protagonistas de nuestro propio destino” y de las causas sociales. Insistió en que la RAP Caribe contribuirá a establecer una nueva forma de relación entre la Nación y el territorio, tal como lo establece el artículo 306 de la Constitución Política. “Esto nos garantiza la personería jurídica, autonomía y patrimonio propio”, explicó Cepeda en declaraciones a los medios de comunicación.

Mañana: Un pecado histórico

De cara a la firma de la constitución de la RAP, que tendrá lugar mañana en Barranquilla, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, destacó la importancia de este gran paso hacia la descentralización y el surgimiento de un modelo territorial más justo y equitativo.

“La RAP es el paso adecuado para interpretar y atender, eficazmente, las necesidades de la Región Caribe que han sido aplazadas durante tanto tiempo. El pecado histórico de Colombia ha sido el excesivo centralismo, que se ha convertido en el mayor impedimento para lograr el desarrollo de las regiones”, afirmó Turbay.

*Publicado por El Heraldo

18 de octubre de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *