Nuevo paso hacia la autonomía del Caribe

La autonomía de las regiones en Colombia tendrá un paso adelante el próximo jueves 19 de octubre. Ese día, los gobernadores de la región Caribe le darán vida a la denominada RAP Caribe (Región Administrativa y de Planificación Caribe).

Se trata de la asociación de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira Magdalena y Sucre. Se espera que a este grupo se una San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que aportarán su apoyo estratégico al proceso mientras concretan su integración.

Una vez que la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado apruebe el concepto de favorabilidad para la creación de la integración, se abrirá paso a sus objetivos de planificación y desarrollo conjunto.

“Este ha sido sin duda un anhelo del Caribe colombiano desde el año 1991, porque uno de los temas que ha detenido el desarrollo de las regiones es la recentralización que vive el país. Los alcaldes tienen que pasarse la vida en Bogotá rogando para que les aprueben un proyecto para mejorarle la calidad de vida a su gente”, dijo el presidente del Senado, Efraín Cepeda, uno de los impulsores de la idea.

La ruta

Para ello, la meta de este grupo de departamentos es convertirse en un ente territorial que tenga facultades administrativas y decisiones autónomas más allá de la planificación.

Para eso deberán pasar dos años, una vez constituida la RAP, para obtener un nuevo concepto favorable de la Comisión de Ordenamiento Territorial.

Luego de esto, el Congreso tramitaría una ley para la conformación de esta región, y por último se sometería a un referendo para que los ciudadanos le den su aprobación o rechazo.

Voto caribe

La autonomía de las regiones en Colombia es una posibilidad contemplada desde la Constitución de 1991, en la cual quedó estipulada la necesidad de avanzar en el ordenamiento territorial del país.

Uno de los avances en ese sentido fue el denominado ‘voto caribe’, llevado a cabo en las elecciones legislativas de marzo de 2010.

Esa consulta, que tuvo un carácter más simbólico que vinculante, buscaba explorar la posición de los habitantes de los departamentos del Caribe sobre si querían que su territorio tuviera autonomía administrativa o no. 

La votación obtuvo, según la Registraduría, más de un millón de votos y fue celebrada por gran parte de la población costeña y por los correspondientes gobernadores.

Para avanzar en este propósito, los mandatarios departamentales firmantes deberán designar un director para la puesta en marcha de la organización.

Esto significa la oficialización de la estructura operativa (ante el Departamento Administrativo de la Función Pública), la articulación con las demás RAP del país y el trabajo en el diseño y planificación regional.

Para la senadora y precandidata presidencial por el Centro Democrático, María del Rosario Guerra, quien pertenece a la Comisión de Ordenamiento Territorial, la nueva organización tendrá varios retos.

Entre los desafíos están la lucha frontal contra la corrupción y recuperar la moral; recuperar la educación como esa gran bandera para mejorar el acceso de cero a cinco años y la educación media. La idea es tener un Caribe sostenible y proteger e incorporar esa riqueza que tenemos al desarrollo económico”, afirmó la senadora costeña.

Esta es la tercera RAP que se crea en el país. Ya existen la RAP Región Central (Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Meta) y la RAP Región Pacífico (Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño). También se está gestando la formación de una RAP del Eje Cafetero.

7 líneas de gestión de proyectos

La idea de esta Región Autónoma y Administrativa del Caribe es trabajar en siete líneas de gestión de proyectos, entre los cuales están la superación de la pobreza, la construcción de infraestructura de transportes y servicios públicos para esta parte del país y la conquista de soberanía y seguridad alimentaria.

Adicionalmente se busca consolidar la identidad cultural del Caribe colombiano, avanzar en competitividad y desarrollo económico sostenible, definir un ordenamiento territorial que recupere y preserve ecosistemas estratégicos y fortalecer las finanzas en cada uno de los departamentos que harían parte de esta nueva región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *